Sapphire Pulse Radeon RX 580 8GD5

Ventajas

  • Piezas de recambio

    Incluye dos ventiladores de recambio en caso que los que trae por default necesiten ser reemplazados

Inconvenientes

  • No overclocking

    No se le puede aplicar overclocking

  • Mucha energía

    Consume mucha energía

               

Descripción

Los de Sapphire son conocidos por hacer componente bonitos y potentes y esta tarjeta Sapphire Pulse Radeon RX 580 8GD5 no es la excepción a esa regla.

Se trata de una tarjeta con un procesador de gráficos AMD Radeon RX 580, sí un AMD, y 8 Gigabytes de RAM GDDR5, que podrás conectar a tu equipo a través de un slot PCI-E.

Al sacar esta Sapphire del embalaje de inmediato te darás cuenta de dos detalles:

  • Es una tarjeta grafica sencilla pero muy bonita, eso sí, no esperes un diseño súper radical y extravagante.
  • Es una tarjeta gráfica: liviana, muy liviana, para tratarse de un componente de 8 GB. Según el fabricante pesa poco más de 200 gramos, pero a nosotros, que estamos acostumbrados a trastear con tarjetas de al menos un kilo, nos pareció una pluma.

Debemos decir que la Sapphire Pulse Radeon RX 580 8GD5 tiene un rendimiento increíble. Puesta a prueba con juegos exigentes al máximo de definición, eso sí en un buen equipo, nos entregó unas gráficas nítidas y fluidas en 1920×1080.

Puedes usarla en 4K sobre todo para tareas relacionadas con la edición de video y el modelado 3D, pero no esperes que te corran todos los juegos en 4K con la calidad puesta en Ultra.

Es compatible con APIS gráficas como DirectX 12 y Vulcam. Nos sorprendió de forma grata la calidad de texturas y sombras que puede desplegar. La refrigeración no decepciona y funciona silenciosa. Una tarjeta para tener muy en cuenta.